La Rutina Coreana de 10 Pasos

CUIDADO DE PIEL

La Rutina Coreana de 10 Pasos

by ARUMI TEAM
27 octubre, 2017

¿Has escuchado de la rutina coreana de 10 pasos de cuidado de la piel? Sé lo que estás pensando: ¡¿Quién tiene el tiempo para aplicarse 10 productos todos los días?! Tranquila, esto no significa que tienes que usar 10 productos para lograr una piel maravillosa. La rutina y productos que cada persona usa es personal y depende de las necesidades y gustos de cada uno, por lo que puedes modificar esta rutina a tu gusto (y con nuestra ayuda, por supuesto!). Además, hay pasos que no necesitas hacer todos los días, y tampoco en la mañana y en la noche.

¿Por qué se necesitan tantos pasos? El cuidado de piel en Corea se basa en la idea de “layering”, o “aplicación de capas”, en español. La idea es que si hidratas la piel en varias capas livianas podrá absorber más hidratación (y principios activos e ingredientes) y que llegue más profundamente en las capas de tu piel (lo que hace que sean efectivas por más tiempo).

Piensa que tu piel es como una esponja seca. Si le echas un vaso entero de agua de una vez, solamente se va a mojar la parte de arriba y se desperdicia el resto del agua. Pero si lo aplicas en pequeñas cantidades sucesivamente, la esponja entera puede quedar mojada, y por más tiempo.

A continuación te explicaremos cada paso, y las categorías de productos en la cosmética coreana, para que las puedas entender y ver en qué orden se deben aplicar tus productos para máxima efectividad:

1. Desmaquillante / Limpiador de aceite

El primer paso antes de todo es asegurar que la piel esté limpia, lo que significa retirar todo el maquillaje y protector solar, y la suciedad que acumulas durante el día. El mejor producto para lograr esto es un limpiador a base de aceite. El aceite puede retirar hasta el maquillaje más difícil, y no te tienes que pasar 17 pétalos de algodón tratando de sacar ese último pedacito de rímel en la pestaña. Aunque no te maquilles, el limpiador a base de aceite ayuda a limpiar bien los poros (ya que el aceite atrae al aceite) y disuelve el protector solar (¡que debes usar siempre!). Si eres de piel grasa y/o sudas mucho en la noche, o te aplicaste una mascarilla muy gruesa antes de dormir, también es recomendable usar el limpiador a base de aceite en la mañana, para retirar esas impurezas que se acumulan durante la noche. Además, es hidratante y apto para todos tipos de pieles, incluyendo las pieles grasas! Masajea el aceite en tu cara (seca) y cuello, y agrega un poco de agua con las manos para emulsionar. Masajea un poco más y enjuaga bien con agua.

2. Limpiador a base de agua

Ahora viene el segundo paso del “double cleansing” (limpieza doble), que es el limpiador a base de agua. Con este producto se retira todo rastro de maquillaje e impurezas a base de agua, como el sudor, polvo, etc. Puedes usar este producto con las manos o con una brocha/esponja de limpieza.

3. Exfoliación

La frecuencia de la exfoliación depende mucho de tu tipo de piel, pero se recomienda hacerlo por lo menos una vez por semana (puede ser hasta 2 o 3 si tienes piel grasa, mixta o normal). La exfoliación es considerada uno de los pasos claves para el cuidado de la piel, porque si no te exfolias las células muertas, tus productos no pueden penetrar y estarás gastando tu dinero por nada! La exfoliación frecuente también ayuda a estimular la renovación celular, dándote una piel luminosa y suave.

4. Tónico

Distinto al tónico astringente occidental que probablemente conoces, el tónico coreano (o “Skin / Softener/ Toner”, que son todos sinónimos para este tipo de producto) te re-equilibra tu pH, hidrata la piel y la deja lista para recibir los próximos pasos. Dependiendo del producto, se puede aplicar con las manos o usando un pétalo de algodón.

5. Esencia

Las esencias (“essence”) son enormemente populares en Corea y es como un serum más ligero. La textura es ligera y acuosa, y de fácil absorción, pero con una concentración alta de ingredientes hidratantes, anti-edad y nutrición. Hidrata, reafirma e ilumina la piel. Se puede aplicar directamente con las manos.

6. Tratamientos específicos (Serum, Ampoule, etc.)

En este paso puedes aplicar un producto específico para una preocupación que tengas, por ejemplo: hidratación, acné, arrugas, etc. Los productos de este paso van por varios nombres: serum, booster, ampoule, que finalmente son básicamente lo mismo. Aplícalo con las manos, con suaves palmaditas en el rostro para asegurar que se absorba bien.

*Puedes usar una esencia y un serum (o varios, si quieres) juntos, o puedes solamente usar uno. Depende de tu preferencia y necesidades de tu piel.

7. Mascarilla

En este paso puede aplicar una mascarilla específica para tus necesidades. ¡Las famosas sheet masks coreanas se pueden usar hasta una vez por día! Dependiendo de la mascarilla, puedes usarlo una vez por semana, o las veces que quieras (por ejemplo, una mascarilla tipo arcilla es mejor una vez por semana para no secar mucho la piel). Elige tu favorito para un tratamiento más completo.

8. Crema de ojos

La piel alrededor tus ojos es muy fina y delicada, por lo que es muy importante aplicar una crema para mantenerla hidratada y firme. Para aplicar productos para el contorno de ojos, usa la yema de tu dedo anular (porque es el dedo más débil) y aplícalo con pequeños golpecitos en el hueso orbital. No pongas productos en el párpado superior, ya que la crema se puede a migrar hacia tu ojo y te puede irritar.

9. Hidratante

La hidratación es clave para lograr y mantener una piel firme, luminosa y sana, por lo que es importante que encuentres un producto que te pueda sellar todos los ingredientes buenos que te acabas de poner en la piel, y brindarte hidratación. Te debes aplicar hidratante día y noche, todos los días. Puedes usar una loción o una crema, dependiendo de tu tipo de piel y la preferencia de textura que tengas.

10. Protección solar

Este último paso claramente es para el día solamente, pero es absolutamente esencial. El daño solar es la causa principal del envejecimiento, creando arrugas, manchas, y deshidratación. Elige un protector que tenga por lo menos FPS 30 y acuérdate de reaplicar cada 2 horas si estarás expuesta al sol.

El cuidado de la piel no es igual para todos, por lo que la mejor manera de descubrir los mejores productos para ti es ir probando y encontrar lo que realmente funciona para ti! Al ir conociendo más productos y técnicas, también vas a conocer mejor a tu piel y qué tipos de productos e ingredientes le van mejor. Acuérdate de un tip para aplicación: siempre se aplican los productos del más ligero a más espeso. Esto permitirá que los productos se puedan absorber mejor.

1Comment
  • Cristina Pino75
    Posted at 15:01h, 24 noviembre Responder

    GRACIAS es una información muy valiosa

Post A Comment